Celebrando mi aniversario de 14 años de matrimonio!!!

Hoy 16/03/2015 es mi aniversario y cumplo 14 años de matrimonio. Estoy muy emocionada y feliz de haber construido una familia tan hermosa y bendita. Sólo tengo que dar gracias a Dios!

01 familia emiliana

Conocí a mi marido en la biblioteca de la Universidad y después de tres meses que habíamos  nos conocido empezamos a pololear. En la primera semana de las citas ya estaba seguro de que me  casaría con él.

Cuando éramos novios la primera cosa que hacíamos cuando nos despertábamos era hablar por teléfono y orar juntos por la mañana. Un hábito que nos acompaña hoy: orar juntos todos los días.

Siempre que me preguntan acerca de mi marido, mi respuesta es siempre la misma: él es mi amigo! Y creo que nuestro matrimonio no es bello porque somos amigos, sino porque Dios es el fundamento de nuestra familia.

01 eduardo emiliana matrimonio

Y por eso quiero compartir con ustedes algunas frases del autor Martyn Lloyd Jones, tomados de su libro La vida en el Espíritu en el matrimonio, en el hogar y en el trabajo, Editorial PES.

Aprendí en este libro que la visión cristiana del matrimonio es de integralidad. Es decir, somos un solo cuerpo.  Así como nuestro cuerpo orgánico tiene muchos miembros, pero es uno, de la misma forma es el matrimonio: somos dos y a la vez somos 1 sola persona. Y la explicación del autor de este libro es tan buena que voy a transcribir un pasaje del libro que está en las hojas  96:

¨ …. El concepto esencial en el matrimonio cristiano es la idea de la integridad, totalidad. La encontramos en el libro de Génesis, Capítulo 2 – compañera que esté con él (propia compañera para él), tomado de Adán, parte de él; Sí, pero completándolo, componiendo una integridad. Esta es precisamente la idea que inevitablemente se obtiene cuando usted piensa en su cuerpo, el cuerpo como un todo. El cuerpo no es una colección de partes, no es un cierto número de dedos, las manos y los pies pegados y miembros vagamente interconectados. Esta noción del cuerpo es completamente falso. El cuerpo es una unidad orgánica, vital, es uno; es un todo. Bueno, esa es la idea que tenemos aquí. El hombre y su esposa no están separados, no son como dos reinos que tiene relaciones diplomáticas, pero siempre están en un estado de tensión, y siempre con el riesgo de conflicto. Esto es exactamente lo contrario de la concepción cristiana de lo que el matrimonio es en realidad. Cristo y la Iglesia son uno, como el cuerpo y la cabeza son uno. Pero este ideal es consistente con diferentes funciones; y esto es lo que debemos entender – funciones diferentes, con diferentes propósitos, funciones especiales que sólo cada parte puede cumplir. Pero es vital para recordarnos que cada pieza es parte de un todo, y que todas las acciones separadas son parte de una acción unificada que conduce a un resultado incorporado.¨

 

El amor crea la armonía para el hogar, la armonía fructifica en forma de unión.

La armonía es el orden, el equilibrio, la comprensión, la reconciliación, la combinación. Mira la importancia del amor! El amor es el fundamento de todas las otras virtudes.

Ustedes saben que la armonía musical es la combinación de sonidos. Bueno, la armonía generada en nuestros relacionamentos fructifica en nuestras vidas en forma de unión (asociación o combinación de cosas diferentes o iguales que forman un todo). Dos personas unidas por matrimonio se convierten en una sola persona. Una unidad orgánica!

Y eso es exactamente lo que Dios quería cuando creó la familia.

El amor, la armonía y la unidad, esas tres cosas Dios me ha enseñado todos los días durante mis 14 años de matrimonio.

Mira que encontré ahora una foto de mi en la luna de miel….. flash back total!!!

IMG_0590

Si aún tú tiene dudas sobre el amor, Dios nos enseña con palabras muy claras y precisas lo que es el amor:

“4 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece. 5 No es indecoroso, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor. 6 El no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta “I Corintios 13: 4-7

No voy a explicar punto por punto este versículo, porque esa no es la intención. Pero quiero resaltar que el amor TUDO SUFRE.

A veces queremos romper y borrar esta parte de la Biblia … pero quiero decirles que la palabra SUFRE se deriva de una palabra griega que significa techo. Y el significado es que el techo de una casa cubre, protege de la tormenta, y mantienen en bienestar todas las personas que están dentro de la casa.

Por lo tanto, Dios nos enseña que el amor que debemos tener para nuestro cónyuge es un amor que cubre, protege y sostiene mientras pasamos por estaciones de sufrimiento.

La otra cosa que he aprendido en este libro es que el amor no es lo que decimos, sino lo que hacemos. Y voy a compartir con ustedes otra sección de ese libro que he mencionado anteriormente que es muy edificante, (hojas 112):

¨Esta es la enseñanza del Señor Jesús. El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama (Juan 14:21). Como esto suena prosaico para nosotros, con todo nuestro denominado concepto romántico del amor! Por supuesto que no es romántico; es ridículo, es sentimental, es carnal. El amor es esto, Cristo dice, guardad mis mandamientos. Porque no es lo que usted y yo digo que sin duda demuestra que, de hecho, estamos demostrando amor; es lo que hacemos. Sin duda esta es la cuestión clave en la relación entre marido y mujer. La cuestión no es si el hombre puede escribir cartas maravillosas y emplear grandes expresiones y manifestaciones de su amor; el amor de un hombre a prueba su conducta en casa, día tras día. No es lo que estaba antes del matrimonio, no lo que está en la luna de miel, no lo es durante los primeros meses de la vida matrimonial. La pregunta fundamental es: ¿cómo es el hombre cuando hay problemas y dificultades, pruebas, enfermedad, y cuando van llegando a la mediana edad y la vejez? Muchos matrimonios se desmoronan porque la gente no entiende lo que significa amar. Recuerde la descripción sobre el amor que el apóstol  hace en 1 Corintios capítulo 13, donde subraya su carácter eminentemente práctico. Él dice que el amor no hace esto, haz aquello, y lo resume diciendo: caridad (amor) nunca falla. Esta es la prueba del amor! Si quieren comprobar que el amor de un hombre por su esposa es lo que debería ser, no trate de escuchar lo que él dice; miren  lo que él hace y lo que él es. Esta es la prueba! ¨

 

Me encanta ese  escritor porque él escribe de manera muy clara y precisa !!! Si quieres saber si hay amor en su matrimonio mire lo que haces tú !!!

Dios nos enseña que debemos esforzarnos por amar con obras y de verdad:

“Hijitos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.” Juan 3:18

Cuando todo va bien es fácil decir esto, es difícil practicar este versículo cuando las cosas no están del todo bien. Todo esto porque el amor no es lo que se dice, sino lo que se practica.

También aprendí que el amor perdona, así como Cristo perdona todos nuestros pecados, y voy a transcribir otro pedacito del libro para ustedes (hojas.116)

¨¨Bueno¨, dice el apóstol, ¨ustedes que están en esta relación de matrimonial, ven en uno y otro cosas de que a ti no te gustan y que no apruebas  (debilidades, errores, fallas, pecados) y somos feroces  críticos, y nos quedamos firmes en nuestra dignidad y condenamos  y peleamos  y se termina el matrimonio por una separación. Cómo? ¿ Por qué? Simplemente porque no son capaces de recordar la forma por la cual fuimos salvos y nos convertimos en cristianos y miembros de la iglesia cristiana. El apóstol les recuerda que se el Señor Jesucristo reaccionará ante ellos como ellos reaccionan unos con los otros, no habría Iglesia. ¨El amor nunca falla¨, el amor todavía ama, sin embargo. Este es el amor con que Cristo amó a la Iglesia. ¨

 

01 emiliana e eduardo

 

Dios nos llama a amar a nuestro cónyuge con la misma medida en que Él nos amó:

“9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por medio de él.

10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros “I Juan 4 :. 9-11

 

Cuando guardamos ese versículo en nuestro corazón será muy fácil perdonar los defectos, deficiencias y pecados de nuestro cónyuge, porque simplemente debemos amar como Dios nos ama. Recuerde siempre antes de juzgar a su cónyuge,  que Dios te ha perdonado y amado.

Espero que estos textos sean edificantes para su vida como lo fue para mí.

Mi oración es que la integralidad, el perdón y el amor de Cristo estén siempre presentes en mi matrimonio y en todos los que buscan un hogar con paz !!!

Besos

Emiliana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Prove you aren't a robot *